SEPTA celebra un siglo de la sección elevada de la Línea Azul en Frankford

Esta sección comenzó a operar el 5 de noviembre de 1922

FILADELFIA (11 de noviembre de 2022) – Ayer, SEPTA y funcionarios de la ciudad de Filadelfia se reunieron para celebrar el centenario de la sección elevada de la Línea azul en el área de Frankfod.

“Durante 100 años, la sección de Frankford de la Línea azul ha conectado el noreste de Filadelfia con el centro de la ciudad y hoy estamos muy orgullosos de conmemorar este hito tan especial”, dijo Leslie S. Richards, Directora ejecutiva y Gerente general de SEPTA. Estamos enormemente agradecidos a los casi 1.000 empleados de SEPTA que trabajan incansablemente para operar y mantener lo que se ha convertido en nuestra línea más utilizada”.

La Línea elevada original se inauguró el 4 de marzo de 1907, con aproximadamente seis millas desde la calle 69 hasta el Ayuntamiento, en la calle 15. La extensión a Frankford es aproximadamente de 7,5 millas desde Old City hasta la calle Bridge en el noreste de Filadelfia.

La construcción de la sección Frankford de 6,5 millas comenzó el 13 de septiembre de 1915 y tardó siete años en completarse con un coste de $11,6 millones, equivalente a más de $200 millones en la actualidad. Por primera vez, las personas que vivían en el noreste de Filadelfia tuvieron acceso al centro de la ciudad en una hora o menos. La línea contó con innovaciones como hormigón en las vigas de soporte para reducir la vibración y el ruido de los trenes al pasar, así como puertas de vagones que se retraían automáticamente si hacían contacto con un pasajero.

“La Línea azul es un elemento vital del transporte de Filadelfia. A medida que planificamos y miramos hacia el futuro, es imperativo asegurarnos de continuar invirtiendo en transporte público”, dijo la senadora estatal de Pensilvania, Christine Tartaglione. “Es un placer estar aquí para conmemorar los 100 años de trasladar a los habitantes de Filadelfia de manera asequible, segura y rápida”.

La ruta de la línea cambió ligeramente a fines de la década de 1970, cuando la construcción de la autopista I-95 produjo a la reubicación de la línea a la mediana de la autopista y la construcción de la estación Spring Garden para reemplazar la antigua estación Fairmount. Entre 1987 y 2000 SEPTA reconstruyó completamente la línea para mejorar su integridad estructural.

“SEPTA y sus trabajadores están comprometidos a que la gente de Filadelfia se mueva segura. Y cuando Filadelfia se mueve, también lo hace todo Pensilvania”, dijo el Representante del Estado de Pensilvania, Joe Hohenstein.

Toda la Línea azul tiene una extensión de 13,5 millas y permite a los pasajeros ir desde Upper Darby, en el oeste de Philadelphia, hasta Frankford, en el bajo noreste de Filadelfia, en sólo 45 minutos.

En la actualidad, la Línea azul es el modo de transporte más usado de SEPTA y se considera el “caballo de batalla” del sistema. Veinticinco de las veintiocho estaciones son accesibles para personas con discapacidades según la ADA y se espera que el próximo año se emita una solicitud de propuesta para reemplazar los vagones de metro, lo que ayudará a mantener una flota segura y fiable para las generaciones futuras.

Para obtener más información sobre la Línea azul y todos los otros modos de transporte de SEPTA, visite www.SEPTA.org.

###